Bebés y más
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Seleccionar página

Que cada mujer vive su maternidad de forma diferente es un hecho universal. Pero hay algo que todos, madres y padres, tenemos en común: los miedos y las dudas. Es esa inseguridad permanente la que nos lleva a menudo a buscar información y consejo, no solo en los familiares y amigos que nos rodean, sino en todo aquel con el que podamos empatizar y conectar, esté donde esté.

Más allá de los profesionales, que nos orientan principalmente en los aspectos relacionados con la salud de los pequeños, internet es una gran fuente de información y consulta que también nos puede ayudar a sentirnos más seguros en nuestras decisiones sobre la crianza. A través de la red, por ejemplo, podemos conectar con otros padres a los que nos unan los mismos problemas, inquietudes o vivencias.

Sin embargo, es muy común que lo que se proyecta en las redes sociales de forma mayoritaria sea una imagen muy idílica de la maternidad. Ni rastro de casas sucias y desordenadas, de rabietas y gritos, de caos en el día a día… Algo que puede causar una gran frustración en muchas familias, que no consiguen ver reflejados en estos referentes mediáticos los problemas que ellos experimentan en torno a la crianza.

Una imagen más realista de la crianza

«¿Acaso solo nosotros vivimos estos altibajos en la maternidad? ¿Estamos haciendo algo mal?», se preguntarán muchos, pero nada más lejos. Desde H&M, la firma de moda de origen sueco con diseños para toda la familia, buscan empatizar con esos padres que a menudo se encuentran desconcertados y buscan dar visibilidad a sus problemas e inquietudes reales. Y, aunque es cierto que la experiencia de personas cercanas o el apoyo que puedan ofrecer algunos profesionales da cierta seguridad y confianza, también es necesario conocer de primera mano cómo gestionan su día a día y sus sentimientos otras personas de fuera de nuestro entorno.

imagen realista crianza

Belén con su hija recién nacida Flavia (Instagram: @belenyni)

Por eso, nos acercamos a referentes como la influencer Belén Yñiguez, más conocida como @belenyni. Con ella buscamos una imagen más real de la maternidad y la paternidad a través de una experiencia personal como la suya. Nadie mejor que ella, madre de cinco hijos, el último de ellos, recién nacido, para hablar sin tapujos de las luces y las sombras de la crianza.

«La primera noche en el hospital, el despertar por las mañanas, los abrazos, las risas, las miradas de admiración, esa sensación de que te necesitan, las caras de alegría al llegar del trabajo, la sonrisa y el abrazo al recogerles en el colegio…». Son algunos de los momentos que @belenyni, como madre, congelaría para que fueran eternos. Sin embargo, todo padre sabe que la crianza tiene esa otra cara más dura que a veces cuesta normalizar y Belén Yñiguez lo resume a la perfección: «El estado natural de los padres es la confusión». La instagramer se refiere así a todas esas dudas que surgen desde el mismo momento en que cogemos al pequeño por primera vez entre nuestros brazos.

Todo comienza ya desde el embarazo, durante el cual surgen los primeros miedos e incertidumbres. «Lo fundamental es no agobiarte, llevar el embarazo con normalidad, con las precauciones habituales que te da tu ginecólogo y una buena actitud», opina Yñiguez. Para ella, «estar activa» ha sido fundamental en cada uno de sus embarazos.

Consejos difíciles de interiorizar

maternidad real belenyni H&M

Instagram: @belenyni

Sobre todo en el caso de padres primerizos, es común que todas las personas del entorno quieran ayudar ofreciendo numerosos consejos basados en su propia experiencia. Esta influencer, madre de cinco hijos, lo ha vivido en cada uno de sus embarazos. «Intento extraer las cosas positivas de cada uno sin menospreciar ninguno, pero es difícil interiorizarlos porque son muy personales, y cada una lleva el embarazo según sus circunstancias«, señala.

Aparte de los miedos, las dudas y las incomodidades propias de los meses de gestación («el malestar del primer trimestre», recuerda), Belén destaca el placer que le produce «la sensación de estar creando vida».

Las dudas y preocupaciones se van incrementando a partir del nacimiento (¡y no desaparecen nunca!), porque queremos dar lo mejor a nuestros hijos. Y, puesto que queremos que tengan una vida feliz, nos preocupan cada una de las decisiones que tomamos y el impacto que puedan tener en su futuro. «No sé si hay una lista para criar niños felices», explica Belén. «Lo importante no es acertar, es quererles y que se sientan queridos. De esa manera tendrán autoestima, que es fundamental para su desarrollo y felicidad», opina.

Saber rodearse de ayuda

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Belenyni (@belenyni)


Quizá una de las cuestiones más complicadas dentro de la crianza es la conciliación. Algo que en la vida de la influencer, odontóloga de profesión y con cuatro niños y un bebé recién nacido en casa, se presenta como todo un reto. «En mi caso tengo la fortuna de tener la llave para organizar mi trabajo y ponerme mis horarios. Mi marido y mi familia colaboran mucho», asegura Belén.

«No todo el mundo tiene esa posibilidad, pero hay que saber delegar para poder conciliar. Aunque entiendo que para mucha gente es complicada la conciliación familiar y laboral, sobre todo hasta que los niños tienen edad de ser escolarizados», afirma.

Por eso, para llevar adelante la crianza de nuestros hijos y no desgastarnos en exceso en el proceso, conviene no despreciar ningún tipo de ayuda. Tanto de personas de nuestro entorno (familiares o no), como de escuelas infantiles, tecnología y accesorios para facilitar los cuidados en casa. Toda ayuda suma, también la de una firma de moda y hogar como H&M. Porque quien tiene hijos sabe que a veces algo tan simple como unos corchetes bien colocados puede marcar la diferencia en uno de esos momentos duros y estresantes de la crianza.

Son todas esas dificultades y todas esas maneras diferentes de vivir la maternidad las que forman parte de la realidad de tener hijos, aunque a veces no se hable abiertamente de ello. Por eso, se agradecen los perfiles, iniciativas y propuestas que abogan por que no haya tabús en la maternidad. Por dejar de sentirnos incómodos o con miedo a ser juzgados al expresar lo que sentimos.