Bebés y más
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Seleccionar página

Uno de los temas recurrentes entre los padres de bebés son las horas de sueño. «¿Os deja dormir por las noches? ¿Cuántas horas seguidas duerme vuestro hijo?», suelen preguntarse unos a otros. Es una cuestión que depende de factores muy diversos, entre ellos, el tipo de alimentación del pequeño y el ambiente de su entorno (temperatura, confortabilidad, iluminación, etc.). Por ejemplo, los niños alimentados mediante lactancia materna exclusiva se despiertan durante la noche para realizar sus tomas y estimular la producción del pecho.

A menudo el sueño del bebé se ve afectado en los primeros meses por gases y cólicos (episodios de llanto incontrolable) que pueden responder a diferentes factores como el correcto agarre al pecho de la madre o la ingesta de aire en las tomas de biberón. Asimismo, sobre todo durante el primer trimestre de vida, el pequeño puede ver alterado su sueño por molestias digestivas que suelen achacarse a la inmadurez de su sistema digestivo.

Más allá de estas cuestiones fisiológicas, inherentes a todo recién nacido, hay factores que los padres podemos controlar para favorecer el correcto descanso del bebé, sobre todo en lo referente al entorno de descanso y su confortabilidad. Esto es lo que podemos hacer.

Consejos para favorecer el descanso del bebé

Lo primero que hemos de tener en cuenta a la hora de favorecer el sueño nocturno de nuestro bebé es que, sobre todo al principio, no percibe los estímulos de la misma manera que nosotros. Así, someter al pequeño a un continuo ajetreo de visitas de familiares y amigos que entran y salen de casa para conocerlo y cogerlo en brazos por turnos puede acabar sobreestimulando al bebé.

Esto se puede traducir fácilmente en episodios de llanto al final del día, cuando los bebés están más cansados debido a la acumulación de estímulos a lo largo de toda la jornada. Son episodios que pueden impedir al bebé conciliar el sueño tras la «última toma», para desesperación de los padres.

Más o menos abrigo

Por otra parte, la comodidad del pequeño es esencial para garantizar un buen descanso nocturno. Porque, si el bebé pasa calor, frío o se encuentra molesto con la ropa que lleva, esto derivará en sucesivos despertares nocturnos que totalmente evitables.

Así, debemos cerciorarnos en primer lugar de que la temperatura de la habitación en la que duerme el bebé es correcta y abrigarle en función de esta. A veces los padres caemos en el error de abrigar al bebé demasiado por temor a que pase frío por las noches y provocamos el efecto contrario. ¿Cómo evitarlo? Puesto que la temperatura de pies y manos del bebé en los primeros meses no es indicativa de la del resto del cuerpo, ya que se regula de manera distinta, la mejor manera de comprobar la temperatura del pequeño es tocarle el cuello o las axilas.

Cómodo para dormir

En cuanto a la comodidad del pequeño, la ropita con la que le vistamos para dormir juega un papel esencial. De este modo, es importante que acompañemos su sueño con pijamas que respeten su delicada piel y que resulten agradables al tacto. En este sentido, tejidos suaves confeccionados en 100% algodón orgánico como los de los pijamas de H&M Baby, además de ser más sostenibles, resultan ideales para acompañar el sueño del bebé. Más aún, si podemos recurrir a packs económicos de pijamas para proveer el armario del pequeño de cambios suficientes en caso de que se manche.

También resultan interesantes para mantener abrigado al bebé durante la noche los pijamas enteros de terciopelo de la marca, igualmente forrados en algodón 100%, para un máximo respeto hacia la piel del bebé.

Cambios ágiles

Asimismo es deseable que los pijamas con los que duerma el niño sean fáciles de poner y quitar para no sufrir incomodidades cada vez que tengamos que cambiarle el pañal durante la noche y evitar así que se desvele más de la cuenta. Por eso, todos los pijamas para bebé de H&M cuentan con un sistema de botones de presión en las perneras (a veces también delante) para facilitar los cambios de pañal y agilizar el proceso a los padres.

Y, para deleite también de los mayores, comodidad, sostenibilidad y precio económico no están reñidos con el diseño en la colección de H&M Baby. Por una parte, gracias a una adorable gama de colores en tonos pastel de tendencia que se combina a la perfección con la paleta típicamente otoñal.

Por otra, con diseños de pijamas con simpáticos estampados a base de motivos animales o bien protagonizados por personajes infantiles famosos como Mickey Mouse, el Monstruo de las galletas y Bambi (disponibles, además, en packs de dos).

Claves para crear ambiente

Además de la comodidad y la temperatura, el entorno juega un papel importante a la hora de crear condiciones favorables para el que bebé concilie el sueño nocturno. Por ejemplo, es conveniente que la iluminación se atenúe conforme se vaya a acercando la hora, así como los estímulos que le rodean. 

Ya en su dormitorio, además de ambientar con luces secundarias que ofrezcan calidez (nada de luces frías o iluminación general completa), debemos tener en cuenta que los colores del mobiliario y la decoración han de huir de los tonos estridentes que puedan estimularlo a la hora de dormir. En su lugar, podemos crear un espacio agradable para el sueño del pequeño con una serie de elementos clave en tonalidades suaves como las que nos propone la colección de H&M Home Kids.

Nada mejor que acompañar su descanso en la cuna o la cama con un acompañante de lo más especial: un peluche al que abrazar. Y, para arroparle, lo ideal será una mantita cálida y suave, a ser posible, confeccionada en tejido de algodón 100%, que respete su delicada piel. 

Para vestir el suelo y aportar calidez a la estancia, necesitaremos también una alfombra con motivos infantiles en tonos suaves. Como esta de H&M: divertida, confortable y con unas tonalidades muy versátiles a la hora de combinarla con otros elementos decorativos y textiles de la habitación infantil.

Por último, para favorecer el orden y la armonía en el dormitorio del bebé, podemos recurrir a un organizador de pared como este. Así, todo estará en su sitio en el momento de desearle dulces sueños.

Conseguir que un bebé descanse por las noches como le gustaría a sus padres se escapa del alcance de cualquiera. Pero con estos consejos y claves podremos entender mejor sus necesidades y favorecer así las condiciones ideales para crear un ambiente propicio para un largo sueño reparador.